Nueva normativa que limita el acceso a la PUAM

6251427895_c41376ddaa_zLa circular Nro. 78/18 de ANSES establece las “nuevas pautas” referidas a la prestación de la PUAM. En el punto 7 dice que “el goce de la PUAM es incompatible con el desempeño de cualquier actividad en relación de dependencia o por cuenta propia”.

La PUAM es una prestación que otorga ANSES a las personas mayores de 65 años que no cuentan con suficientes años de aportes para acceder a una jubilación. El monto de la prestación es el 80% de la jubilación mínima. Hasta ahora los beneficiarios podían seguir trabajando hasta alcanzar los años requeridos de aportes para jubilarse y de esta manera pasar de ser beneficiarios de la PUAM a jubilados.

Pero ahora, ANSES prohibió a los beneficiaros de PUAM seguir trabajando, anulando así su derecho de acceder a una jubilación mejor y de generar ingresos extras.

Entre otros cambios, y en forma previa al otorgamiento de la prestación, ANSES realizará evaluaciones socioeconómicas y patrimoniales a fin de asegurar el acceso a las personas que presenten mayor vulnerabilidad social, y solo se permitirá que continúen como aportantes activos a los contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes que estén inscriptos en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, o sea, a los adheridos al monotributo social.

La PUAM es la “nueva pensión asistencial”, ya que reemplaza las moratorias previsionales que se usaban tradicionalmente para logran alcanzar a los 65 años de edad los 30 años de aportes requeridos por el ANSES.

A pesar de los cambios, se espera que el número de beneficiarios se eleve debido a la caducidad de la llamada “Nueva Moratoria”. Esto implica que un número importantísimo de potenciales beneficiarios de la jubilación ordinaria deban conformarse con una prestación menor, que no genera derechos a pensión por viudez, y que significa un magro 80% de la jubilación mínima.

Así, los nuevos jubilados solo contarán con la vieja moratoria previsional que seguirá vigente para completar sus aportes, Ley 24.476, que llega solo hasta 09/1993, y sortear nuevos y más requisitos para acceder a ella. Los futuros beneficiarios deberán cumplir con una evaluación patrimonial y socioeconómica lo cual hace aún más restrictivo el ingreso a dicha moratoria.

Anuncios